Migración

El aire respira peligro. El día se hace un poco más oscuro con cada amanecer. Siempre sintió que esto iba a pasar. Ya no aguanta más. Las cosas están cambiando. Simplemente no es como era antes. Nada.

La vida es más difícil. ¿La comida? ! ¡Mucho brete! ? ¿La dormida? ¡Imposible! ¿El chante? Olvidado. ¿La familia? Ya se fue. Quedarse es morir. Aquí no se puede criar una familia. Quedarse no es una opción. Regresará. Si, siempre pensó en regresar. Siempre supo que regresaría. Esto es temporal. Tal vez en un tiempo pueda regresar.

Para mejora el tiempo.

No queda de otra, para los que están, los que ya no están y los que vienen; lo único que queda es hacer camino. Hacia donde el sol brilla más.

Respira el momento, abre los pulmones y ensancha el pecho. El día va a empezar con un bocado y va a terminar con un indocumentado más por el camino del viento. ¿Pasaporte? Nada. No lo ocupa, no lo quiere, no lo tiene, sus ancestros nunca lo ocuparon. Siempre llegaron sin avisar viajando sin mapa.

Sus padres le enseñaron bien, lo prepararon para este viaje es como si cada parte de su cuerpo le dijera que puede hacerlo. Agarra impulso, lo espera algo mejor. Solo tiene que hacerlo.

Yo me animé, usted no se anima, el sí. El camino es lo de menos lo importante es llegar.

Su nombre significa Luna Creciente,  le dicen Numeius como al Griego. En este momento está en Costa Rica, va Pal Norte cuando su sangre lo llame. Por ahora está en una playa, tuvo suerte que encontró comida. Tal vez la próxima no lo haga. Después de todo el mundo es menos predecible de lo que era, ya el clima es otro. El Golfo de México lo cruzará en un solo tiro, hasta llegar a Toronto, donde se unirá a miles de los suyos, también sin papeles pulseando llegar a donde hacer un nido y criar una familia.

Ave en rocas con una playa y turistas de fondo. El ave es gris con café y un pico largo, delgado y curvo.

De osos polares a ticos comiendo mango en bolsa de plástico. Este Numeius lo ve todo, le toca encontrar comida y sobrevivir donde pueda y a como pueda.

Cualquier parecido con una historia humano no es una coincidencia.

El Numeius phaenopus, es uno de los pájaros migratorios que visita Costa Rica, y que usted, puede encontrar durante una parte del año. Posiblemente en Flamingo cuando va a poner música a la playa y a tomarse una aguilita. El, se lo topará a usted en la playa cuando recorra 4000 km desde Canada hasta Sur América – posiblemente saldrá volando unas 30 veces cuando lo persiga cada perro que corre por la playa. Algunos de ellos hacen el trayecto en un vuelo continuo sobre el agua. ¿Se imaginan que resistencia? Desde las Tundras de la Bahía de Hudson hasta Playa Blanca en Punta Leona, de oso polares a turistas comiendo mangos con limón y sal en bolsa. ¿Hacer un recorrido ancestral dos veces al año y llegar un día a New York, a que la playa arenosa donde encontrabas cangrejitos tenga un condo de 30 pisos? Que duro, ¿no? ¡Pero que maravilloso!  Como deseo que los pájaros sigan migrando  y poder emocionarme todos los años con recibirlos y verlos partir.

Ave con oatas largas, cafée con gris, un pico largo y curvo camina sin mover el agua.

Numenius phaeopus – o whimbrel. Su pico lo bautiza, tiene la forma de una Luna Creciente que en griego se dice Numeius.

Saludos RazaVerde! En Diciembre regresé a Costa Rica, llevaba casi dos años. Y regresé con ojos de pajarero, buscando algunos de los animales que conectaban a Toronto con Costa Rica. Los que me daban el placer de ver un pedazo de casa en medio del vasto norte. Esto encontré.

Otros sin papeles que vi en mi viaje:

Myarchus citrinus alias “El Copetón”. Anida: Canadá y Norte de Estados Unidos. En el invierno vuela a: Centro América, Colombia y Venezuela.

Great Crested Flycatcher

Arenaria interpres alias “El Patas Rojas”. Si no se lo topó en Chomes de Puntarenas puede ir a buscarlo a las tundras del Ártico, ahí a la vueltica. Que afortunados somos…

Ocho aves cafés con patas tojas y vientre blanco se posan sobre una roca en el mar, y reciben una ola.

Ola pasa ola viene, y con ellas cangrejos para comer. Estos Ruddy Turnstones viajan miles de kilómetros desde el ártico hasta Argentina.

Tringa semipalmata alias “El Bañista” – aunque este Willet buscaba comida, así casual, en medio de un  par de adolescentes flotando. Preferiría un parche de zacate nativo inundado en las llanuras de Alberta y Manitoba en Canadá. Quien saca visa para ir a ver lo anidar?

FX1_5783-2

Ahora, los impresionantes vuelos de los anteriores migrantes (refugiados? ilegales? sin papeles? como les decimos?) se ven como un paseito dominguero a la par de un Calidris virgata alias “El Viajero”.  Tanto así que si a este apagado pájaro no lo pegaba en estos minutos de placido descanso en su viaja desde Alaska hasta el estrecho de Magallanes, se imaginan el costo del pasaje para ir a conocerlo?

Un ave redondita y con un pico corto, descansa en medio de una piedra en un arrecife rocoso junto al mar.

El viaje de este migrante es de los más impresionantes. Desde Alaska hasta el estrecho de Magallanes en Chile. 17 500 kilómetos.

La Egretta thula alias “La Nevada” le sobra elegancia y le falta determinación como migrante. Pasa del centro de Estados Unidos a Centroamérica y talvez, Colombia. En la mayoría de casos decide quedarse buscando brete en la industria turística. ¡Atención Yigüirros que se quedan sin trabajo por esos inmigrantes ilegales!

FX1_6019-9

Por último, no todo mundo viene del Norte. Otros nos llegan desde el sur. Este Progne chalybea alias “El Martín” viaja desde Colombia y Paraguay hasta Costa Rica. Aunque la mayoría ya tiene su casa bien establecida en algún techo alto de un condominio.

FX1_6147-13

Cuando veo las historias de vida de los pájaros que abandonan sitios familiares cuando se ponen peligrosos, fríos y difíciles, no puedo evitar pensar en todos los humanos que comparten su historia. Caminando, buscando, respirando, volando en busca del sitio donde puedan volver a hacer un nido.

Hasta pronto RazaVerde! Después de unos meses de ausencia ya estoy listo para traerles conocimiento, historias y fotos del mundo que nos rodea. Este 2020 pueden esperar muchas fotos de pájaros norteños. También les traeré artículos con lo que estoy trabajando en planificación urbana, techos verdes, ciudades amistosas con los pájaros y los proyectos de conservación de anfibios que estoy alimentado. Me encantaría saber que disfrutan leer para traerles más de eso, dejen un comentario, manden un correo, escriban un tuit. Conversemos y disfrutemos juntos. 

Por último, para los que quieran aprender más de aves y como las aves son buenas para sus vidas. Pueden unirse a mi curso en línea “The Beginners guide to birdwatching: finding birds and happiness” – Usen el código “GRATEFUL” y tendrán 80% de descuento. www.udemy.com/birdwatching

Spotted Sandpiper - Actitis macularis

Si quieren identificarlo vean el tamaño, las manchas en el vientre y el color de las patas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s